Opiniones

Cuerda locura

“Cuando estoy entre locos, me hago el loco” – (Diógenes Laercio).

Por Jorge Rojas Luna

Hasta hace poco existió en la tierra del mercurio, un personaje pintoresco que era parte de la sociedad huancavelicana; un hombre inteligente cuando joven y que vio deteriorada su salud mental con el paso del tiempo.

Entre cartones, bolsas, cuadernos, lápices y baldes transcurrió su existir, siempre parado en alguna fría esquina o en uno de los principales parques de la pétrea urbe, en los que ofrecía conversación a los transeúntes a la voz de: “hola hermanito”.

Entre Historia del Perú y universal; matemática, física, política, economía y recuerdos, nos brindó generosamente su “locura”; en fin, “el loco balde” fue una desordenada y andante biblioteca, e incluso se dice, que antaño, algunos jóvenes le buscaban para que les ayudara con sus tareas escolares. Este hombre, en medio de su “cuerda demencia” hizo lo que muchas personas normales no hacen: “Pensar”; quizás en eso radicó parte de su enfermedad. Pero estoy seguro de que en muchos aspectos fue más humano que el resto.

Él, fue uno de los tantos “dementes” que formaron parte del ornato de Huancavelica, y que ya han desaparecido; ejemplos son: “el loco perfume”, que se anunciaba a cuadras de distancia por el olor que emanaba o “la loca Rosita” que aplanaba las calles, llorando por un bebé que le fuera arrebatado. Es curiosa la forma en como aparecen y/o desaparecen los orates en una ciudad, casi siempre de forma espontánea.

La salud mental es un tema que no se trata en su real magnitud en nuestro país, a diario vemos personas con alteraciones mentales vagando por las distintas calles de nuestras ciudades, ante la indiferencia de las grandes mayorías y los tímidos intentos paliativos por parte de los gobiernos de turno, que no pasan de ser “para la foto”. ¿Cuál es la situación actual de las personas con trastornos mentales en nuestro país; se está cumpliendo con ayudarles en su tratamiento y recuperación?

La etimología de la palabra “loco” no está aún definida; sin embargo, una de sus raíces podría ser LOQUOR, que significa “hablar”, y eso es algo que “ellos” hacen muy bien; incluso en quechua no hay una palabra para decir “loco”. Pero ¿cómo podemos definir a la locura, en este hipócrita mundo que se jacta de cuerdo? En una sociedad que vive secuestrada por la tecnología y que se enorgullece de ser ignorante, en la que el síndrome de Estocolmo se potencia a la máxima expresión y en el que a cada momento se registran actos de violencia y corrupción.

“La razón es lo que más asusta de un loco” (Anatole France).

A veces creo que es mejor estar loco que ser estúpido, y me entristece saber que el homo sapiens ha preferido involucionar a homo ínsipiens,

¡Ah!, estar enamorado es también una forma de locura y algunos vivimos siempre locos.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Efemerides2 b7a857fb

Podologia2 31a3576a

Champion 5b82154d

Noti2 8e521764

Saul 0daf8099

Banergastronomia 495acf0d

Banner tpd d50a8c05

Cesaropinion 10ceb177 5965d2e9

Publi banner grupo gaceta peru negro 300x400 d76d4f72 29bdede3

Jne fe996a39Vocacion 6ec01671Escape 42989b8bSaludable 5fa274c9Punto ec62ee0fPagina c29a18dbFamilia e0a9160dRegional a20152bc


Más leídas - Jorge Rojas Luna


Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00